PUBLICACION: La reconquista europea: Balance a 10 años del Acuerdo Global México-UE

“El
problema
es
que
la
estrategia
comercial
que
promueve
la
UE
para
favorecer
a
sus
transnacionales
tanto
en
ALC
como
en
otras
zonas
del
mundo1
no
favorece
ni
mucho
menos
la
integración
regional,
agrava
las
desigualdades
sociales
y
genera
exclusión.
Las
negociaciones
comerciales
que
concluyeron
con
los
acuerdos
de
libre
comercio
entre
Perú,
Colombia
y
la
UE
son
la
muestra
más
reciente.
En
su
afán
por
conquistar
nuevos
territorios
y
mercados,
la
UE
no
sólo
pasó
por
encima
de
un
principio
de
integración
regional
real
el
de
la
CAN,
con
todo
y
sus
enormes
diferencias,
sino
que
rechazó
incluir
una
cláusula
vinculante
de
protección
laboral,
como
pedían
diversas
organizaciones
sociales
y
sindicales2.”
1

Notablemente
con
sus
antiguas
ex-colonias,
agrupadas
en
los
llamados
países
de
Asia,
El
Caribe
y
Pacífico
(ACP).
2

A
propósito
del
tema
de
la
integración
es
interesante
recordar
que
en
septiembre
de
2007,
al
iniciar
la
negociación
del
acuerdo
de
asociación,
el
jefe
negociador
de
la
UE
declaró:
este
es
el
tratado
más
avanzado
de
todos
los
que
ha
firmado
la
Unión
Europea
porque
es
un
tratado
de
bloque
a
bloque.
Pocos
meses
después
la
Comisaria
europea
de
relaciones
exteriores,
Benita
Ferrero,
anunció
que
la
UE
negociaría
un
acuerdo
bilateral
con
Perú
y
Colombia,
ante
la
imposibilidad
de
avanzar
a
nivel
de
bloque
con
la
CAN.
AFP,
18
de
septiembre
de
2007
y
del
11
de
noviembre
de
2008.
Por
cuanto
a
la
demanda
sobre
los
derechos
laborales
se
puede
consultar
REDGE,
Vigilancia
ciudadana
con
enfoque
de
derechos
de
los
Tratados
de
Libre
Comercio,
Perú,
informe
del
5
de
marzo
de
2010.
PUBLICACIÓN COMPLETA: https://docs.google.com/open?id=0B9o6rEg7TF-dNmFjVGJTQ3pBeTg